Blogia
Comunicación y Opinión

El verano de Sam: maltrato a animales y violencia interpersonal

Parte 2.- 

ALGUNOS CASOS DE ASESINOS EN SERIE QUE COMENZARON MALTRATANDO ANIMALES

JEFFREY L. DAHMER , el carnicero de Milwaukee

Jeffrey Dahmer confesó haber asesinado, desmembrado y, en algunos, casos, cometido actos de canibalismo con 17 varones. De niño, Dahmer empalaba perros y clavaba estacas a gatos en su jardín. Dahmer fue condenado a muerte, pero antes de que se llevara a cabo la sentencia, otro preso acabó con él en 1994.

EDMUND EMIL KEMPER III

Edmund Kemper fue condenado en 1973 por 8 cargos de asesinato en primer grado (8 mujeres incluyendo a su propia madre). A los 13 años mataba a los gatos del vecindario (a veces enterrándolos vivos), ponía sus cabezas en estacas y hacía conjuros con sus "trofeos". Cortó a rebanadas la cabeza de un gato con un machete, decapitó a su propio gato y lo troceó... Exactamente lo mismo que hizo con su madre años más tarde...

ALBERT DESALVO, el estrangulador de Boston

El "Estrangulador de Boston" mató a 13 mujeres en 1962-3, pero fue sentenciado a cadena perpetua por robo armado, asalto y delitos sexuales hacia 4 mujeres. Cuando era joven, atrapaba gatos y perros en jaulas y se divertía lanzándoles flechas a través de las rejas.

¿QUÉ ENTENDEMOS POR CRUELDAD HACIA LOS ANIMALES?

Después de leer sobre estos casos de los asesinos en serie más conocidos, incluso por el gran público, se nos pueden generar diversos interrogantes…¿hasta qué punto la crueldad hacia los animales es un comportamiento frecuente? ¿quien maltrata a un animal acaba siendo un asesino en serie o un agresor sexual? ¿qué se entiende exactamente por crueldad hacia animales?

El interés por el estudio de la crueldad hacia los animales no es un fenómeno propio de la actualidad sino que ha despertado la preocupación desde hace siglos, en algunos casos como expresión de una condena moral al maltrato hacia un ser sientiente y en otros por el temor a una extensión del comportamiento violento hacia la especie humana. Santo Tomás de Aquino, si bien no tenía una preocupación hacia el sufrimiento de los animales per se, recomendaba la condena social al maltrato animal ya que según él "siendo crueles hacia los animales, uno se acaba volviendo cruel hacia los seres humanos". En el siglo XVII, el filósofo John Locke escribía "el acostumbrarse a atormentar y matar a bestias, endurecerá gradualmente las mentes hacia los hombres; y aquéllos que se complazcan en el sufrimiento y la destrucción de criaturas inferiores, no serán aptos para ser compasivos o benevolentes hacia aquéllos de su propia clase" (1693, Sec.166)

Los novelistas y escritores también han reflejado la conexión entre la violencia hacia los animales y los humanos, siendo algunos ejemplos bien conocidos por el gran público: "El gato negro" (Poe, 1843), "El gran Santini" (Pat Conroy, 1976), "El señor de las moscas" (William Golding, 1959), "Las Crónicas de Narnia" (C.S. Lewis) y "Sacrifice" (Andrew Vachss, 1991).

Desde el punto de vista de la comunidad científica, la antropóloga Margaret Meadafirmaba ya en 1964 que la crueldad hacia los animales era un síntoma de una personalidad violenta y que sin un diagnóstico a tiempo podría conducir a “una larga carrera de violencia episódica y asesinato”.Las primeras investigaciones sobre la relación entre la crueldad hacia los animales y los humanos, tuvieron lugar hace 40 años y concluyeron que existía dicha relación de grado mediante el análisis de población penitenciaria.

Debido al reconocimiento de la crueldad hacia los animales como un paso potencialmente previo a la comisión de actos violentos hacia humanos, tanto los clínicos como los investigadores han procurado definir este fenómeno, no sin pocas dificultades.

Los clínicos incluyeron la crueldad hacia los animales como uno de los síntomas del trastorno de conducta (conduct disorder)por la American Psychiatric Association en su edición del 1987del Diagnostic Statistical and Manual of Mental Disorders III–R. La crueldad hacia los animales se considera, además, un criterio diagnóstico (aunque no exclusivo) fiable. En la versión posterior delDSM-IV (1994), un trastorno de conducta era definido como un "patrón repetitivo y persistente de comportamiento en que los derechos básicos de los otros o las normas sociales son violadas" (p. 85) con la presencia de 3 (o más) criterios durante los 12 últimos meses con uno al menos durante los últimos 6 meses. De los 15 criterios, sólo el A5 está relacionado con la crueldad hacia los animales y no ofrece una definición amplia de lo que se considera crueldad, lo cual supone uno de los obstáculos en el estudio de este tema.

La definición más utilizada por los investigadores es la de "comportamiento socialmente inaceptable que causa de manera intencional un sufrimiento, dolor o distrés inecesario y/o la muerte del animal". No se incluyen, por tanto, y aunque causen sufrimiento a los animales, comportamientos más socialmente aceptados como la caza legal, la ganadería intensiva, la cría de animales por su piel, la experimentación con animales, espectáculos con animales (corridas de toros, rodeo, circo, zoos...). La definición de crueldad hacia los animales también debería incluir, según varios autores, los actos de maltrato por negligencia cuando existe una intencionalidad de causar daño, diferenciándolo, por tanto, del "hoarding" o Síndrome de Diógenes con animales (a pesar de que las víctimas son animales, los factores etiológicos son diferentes). Existe además una diferenciación a tener en cuenta según se trate de animales invertebrados, vertebrados de sangre fría y vertebrados de sangre caliente, ya que las implicaciones psicológicas son distintas.

CRUELDAD HACIA LOS ANIMALES Y TRASTORNO DE CONDUCTA EN NIÑOS

El trastorno de conducta se caracteriza por patrones persistentes de ruptura de normas sociales asociados a daño físico a otras personas, propiedades, robo, y serias violaciones de las normas (DSM-IV, 1994). De los niños diagnosticados de trastorno de conducta, el 25 % han sido, o son en el presente, crueles hacia los animales.

En un exhaustivo meta-análisis elaborado en EEUU, la crueldad hacia los animales se consideró uno de los síntomas más precoces de dicho trastorno (a la edad de 6.75 años). Es interesante destacar la importancia de este hecho ya que un inicio temprano de los síntomas suele ir asociado a una pobre prognosis del trastorno de conducta (APA, 1994). Otras conclusiones a que se ha llegado después de diversos estudios es que los niños que cometen actos de crueldad hacia animales es más probable que tengan problemas de conducta más severosque los que presentan otros síntomas, y que los niños con trastorno de conducta presentan mayores cifras de crueldad hacia animales que otros grupos.

CRUELDAD HACIA ANIMALES Y AGRESIONES SEXUAL

En una muestra de violadores varones y pedófilos se encontraron mayores cifras de crueldad infantil hacia animales: 48% en violadores y 30% en pedófilos comparados con una muestra sin antecedentes violentos. Ascione concluye en sus investigaciones que se encontraron antecedentes de crueldad con animales en exhibicionistas (30%), acosadores sexuales (36%), acosadores sexuales encarcelados (46%), violadores convictos (48%) y asesinos adultos (58%).

En una muestra de jóvenes víctimas de abusos sexuales que presentaban enfermedad mental grave, se observaron mayores cifras de comportamiento sexual inadecuado, abuso de sustancias, reacciones post-traumáticas, síntomas disociativos y crueldad hacia animales.

ESTUDIOS EN MUESTRAS PENITENCIARIAS

En estudios comparativos se ha visto una mayor incidencia de antecedentes de abuso a animales siendo niños en presidiarios por crimen violento respecto a un grupo de hombres no violentos no encarcelados (Kellert & Felthous, 1985, entre otros trabajos). Se encontraron también antecedentes de crueldad con animales en exhibicionistas (30%), acosadores sexuales (36%), acosadores sexuales encarcelados (46%), violadores convictos (48%) y asesinos adultos (58%) (Ascione, 1993).

En un reciente estudio del 2005 elaborado en dos prisiones de media seguridad y en una de alta seguridad en EEUU, en una muestra de 261 individuos, se observó que los participantes que habían maltratado o matado animales de manera repetida habían sido expuesto a actos de crueldad hacia animales a una edad más temprana y con mayor frecuencia habían sido testigos de un amigo maltratando un animal ( también observado en un estudio en población penitenciaria catalana). Los presos que habían sido testigos de crueldad a una edad más temprana, también comenzaban antes a perpetrar actos crueles. Este hecho implica que el inicio y la frecuencia de la crueldad hacia los animales puede haber sido fruto de la influencia por los miembros del entorno social primario. Debido a que la exposición temprana era un factor significativo en la comisión inicial y recurrente de actos crueles en dicha muestra, se hipotetiza sobre la posibilidad de que los presos hubieran sufrido un proceso de desensibilización en su infancia temprana. La exposición a crueldad hacia animales así como a otras formas de violencia en edades tan tempranas y el hecho plausible de desensibilizarse a éllo los convierte potencialmente en más tendentes a cometer también actos de violencia interpersonal.

La limitación del espacio obliga a haber podido apuntar únicamente unas breves consideraciones sobre el estudio de la crueldad hacia los animales, aunque son suficientes para llegar a la conclusión lógica de la necesidad del trabajo integrado de diversos colectivos (padres, educadores, maestros, asociaciones de protección animal, trabajadores sociales, veterinarios, pediatras, agentes de la autoridad, magistrados y abogados etc.) con el fin de llevar a cabo programas de detección precoz del maltrato a animales e iniciar una intervención adecuada . xxx

Cada vez que no tomamos en consideración el maltrato a los animales, nuestra sociedad vive un doble fracaso: ser partícipes de una actitud moralmente injusta y perder la oportunidad de identificar un comportamiento que podría ser un precursor de violencia hacia humanos.

Tomado de: http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=44015

Francisco Garcés

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres