Blogia
Comunicación y Opinión

UNA GUÍA RÁPIDA ACERCA DEL CONSUMO RESPONSABLE

El Consumo Responsable se refiere al consumo y preferencia de productos y servicios que tienen un menor impacto en el medio ambiente durante su producción, uso y disposición.

Los patrones de consumo y producción insostenibles son la principal causa de la de la degradación ambiental y de sus consecuencias en el desarrollo humano. Todos nosotros debemos promover y practicar nuevos estilos de vida y tomar las decisiones que sean menos dañinas para nuestro entorno y que, de esta forma, aseguren la capacidad de nuestro planeta para satisfacer las necesidades de futuras generaciones.

Debemos ser concientes acerca del impacto que tiene nuestro estilo de vida en el planeta y de esta formaadquirir un papel activo en el Desarrollo Sostenible, modificando nuestros patrones de consumo.

El objetivo de esta guía rápida es facilitar la toma de decisiones en cuanto a la selección de determinados productos y/o servicios por medio de consejos prácticos que fomenten un mejor aprovechamiento de los recursos

REDUCIR: Reducir el consumo de energía, agua, materiales y productos tóxicos. REUTILIZAR: Usar los artículos una y otra vez, hasta que ya no se puedan usar RECICLAR: Hacer nuevos productos o empaques de material usado.

¿Cómo puedo ser un consumidor responsable en.......

Puedes reducir la cantidad de productos que consumes haciendo que los productos duren lo más posible.

Compra productos que duren:

(ciclo de vida largo): Por ejemplo: pañales de tela, rastrillos con hojas reemplazables, vasos de plástico durable o de vidrio.

Compra productos con empaques amigables hacia el medio ambiente:

Prefiere los productos que contengan menos empaques o bien cuyo empaque sea reciclado o reciclable. Si no necesitas una bolsa de plástico del supermercado, no la lleves.
Adquiere la costumbre de llevar tus propias bolsas del supermercado para usarlas de nuevo.
Evita artículos no reciclables como contenedores de espuma de poliestireno (conocido como hielo seco).

Compra en paquetes grandes

Compra cereales, alimento de mascotas, artículos de lavandería y otros productos en grandes bolsas de papel o cajas

Recicla

Separa tu basura y llévala a un centro de reciclaje.
Para saber lo que puedes llevar:
Papel: Periódicos, revistas y catálogos, papel de computadora, sobres, cajas.
Vidrio: J arras, botellas, frascos.
Metales: L atas (alimento de mascotas, jugo, refresco, etc.)
Plástico: Contenedores suaves de plástico, plásticos duros (juguetes, botellas), bolsas de plástico, plástico PET

Compra y vende bienes usados:

Si los artículos que ya no quieres siguen siendo útiles, dáselos a alguien o véndelos. Los grupos de caridad aceptan juguetes, bicicletas, muebles, etc. que puedan ser reparados. La ropa usada puede utilizarse también como trapos de limpieza.

Comparte:

  • Comparte cosas como revistas con amigos, familiares, centro de personas de edad avanzada y hospitales
  • Alquila las herramientas que usas con poca frecuencia
  • Guarda las bolsas de regalos, listones y moños para envolver y decorar regalos.
  • Usa las bolsas del supermercado como bolsas de basura.
  • Escoge baterías recargables, plumas con repuesto y servilletas y toallas de cocina de tela.

En el baño

  • Por cuestiones de salud, el papel de baño, los pañuelos, el hilo dental y otros residuos de baño no pueden reciclarse.
  • Las plantas de tratamiento de aguas están diseñadas para manejar solamente sólidos orgánicos y papel de baño, así que usa un bote de basura para tirar los pañuelos para la cara, algodón y cabello, en lugar de tirarlos por el inodoro.
  • Las botellas de shampoo y gel sí pueden reciclarse.
  • Date baños de corta duración
  • Instala regaderas con un caudal de agua reducido.
  • Cierra la llave cuando te cepilles los dientes.
  • Cuelga la ropa en el cuarto de baño mientras te bañas para que el vapor le quite las arrugas.
  • Instala un mecanismo divisorio en el tanque del excusado para reducir la cantidad de agua que utiliza.
  • Para destapar el inodoro:Vacía ¼ de taza de bicarbonato de sodio en el sumidero y después vacía ½ taza de vinagre blanco. Deja que se asiente por algunos minutos; luego vacía una olla de agua hirviendo en el sumidero para que se destape.

En la cocina

  • Cuando escojas artículos en el supermercado piensa no solamente en cómo usarás las cosas, sino cómo las vas a desechar o si es posible, reciclar.
  • Compra las cosas que usas más frecuentemente en empaques grandes. En lugar de comprar paquetes individuales compra los de mayor tamaño.
  • Compra las bebidas en contenedores reciclables.
  • Cuando compres productos embotellados, escoge los reusables en lugar de los desechables y las botellas de bomba en lugar de latas de aerosol
  • Usa servilletas y toallas para cocina de tela
  • No uses el lavaplatos a menos que esté lleno.
  • Guarda la comida en recipientes que se puedan volver a usar
  • Lava y reutiliza las bolsas para el congelador y el papel aluminio.
  • Opta por filtros para café que se puedan volver a usar.
  • Asegúrate de que los productos que selecciones te sean realmente necesarios. El vinagre y el bicarbonato de sodio son sustitutos seguros y efectivos de muchos productos de limpieza de cocina que son tóxicos y abrasivos.

Residuos orgánicos:
Si tienes un jardín, árboles o incluso macetas, puedes convertir fácilmente los desechos de la cocina en nutrientes de suelo con sólo mantener una pila de composta o bien un contenedor de composta.

Otro tipo de residuos:
Establece un sistema de separado de basura en tu casa.

Utiliza un bote para:
Material reciclable: frascos de vidrio, latas, botellas de plástico, etc.
Papel: cajas de cartón, empaques de leche, periódicos.

 

El cuarto de lavado

  • Compra electrodomésticos que ahorren agua y energía.
  • Limpia el filtro de la secadora después de cada secada.
  • Cuando sea posible, cuelga la ropa a secar en lugar de utilizar la secadora.
  • Usa detergente sin fosfato.
  • Si tienes un bebé, usa pañales de tela en lugar de los desechables.
  • La mejor opción para lavar es el jabón puro de lavandería, usado con carbonato de sodio:
  • Disuelve el jabón en polvo y el carbonato de sodio en agua caliente, luego llena la lavadora con agua y lava normalmente.
  • Las marcas de grasa y manchas pueden pretratarse mojándolas y tallando la ropa con bicarbonato de sodio o una barra de jabón.
  • El bórax se sugiere como una alternativa menos tóxica que el blanqueador con cloro, pero debe usarse poco.
  • Para el ciclo de enjuague, en vez de suavizantes, puede usarse una cucharadita de bicarbonato de sodio, que además de actuar como suavizante, evita que se acumule el sarro en las mangueras de la lavadora.

La recámara y otros espacios

  • Apaga las luces y la televisión cuando no los necesites
  • Reemplaza los focos de luz incandescente por focos fluorescentes que ahorren energía.
  • Si tienes un sistema de aire acondicionado, no dejes que se escape la energía por la puerta (ni por la ventana). Asegúrate de que los cuartos estén bien aislados.
  • Decora los interiores de tu casa con colores claros. Esto ayudará a iluminarlas y a dar sensación de amplitud.
  • Destina un día para planchar toda la ropa. Se recomienda dejar al final las prendas que requieran poco calor.

En el jardín

Pesticidas:

  • Los pesticidas deben usarse solamente cuando otros medios fallan y con extrema precaución. Pueden ser tóxicos para otros organismos además de los que quieren eliminarse. Si se usan inapropiadamente o se disponen de una forma incorrecta pueden contaminar el suelo y el agua.
  • Las botellas de pesticidas deben manejarse cuidadosamente para minimizar los residuos. Si en realidad es necesario el uso de un pesticida, es más recomendable contratar a un profesional cuya experiencia asegure que se aplicará el químico adecuado con el mínimo riesgo para la salud.
  • En lugar de collares y pulverizadores antipulgas; prueba collares y pomadas a base de hierbas (eucalipto o romero) o la levadura de cerveza en la dieta de tu mascota.
  • Para la mayoría de los problemas de plagas no es necesario un pesticida. El control de plagas por medio de jardinería orgánica es una alternativa muy adecuada, además de barata. Son métodos de control usualmente más baratos y más seguros para la familia, además de que son dañinos solamente para los insectos que causan problemas.
  • Usa las hojas o los pedazos de madera como abono alrededor de los árboles y arbustos en los jardines.
  • Convierte en abono las sobras de comida, hojas y otros materiales orgánicos.
  • Como alternativa, considera el método de abono de lombriz para descomponer las sobras de comida. (Ver reforestar)
  • En los días calurosos, riega el jardín temprano en la mañana o en la noche. Utiliza plantas nativas que no necesitan mucho agua ni mucho fertilizante (Ver reforestar)

Insecticidas para plantas:

Mezclar 100 gramos de dientes de ajo, ½ litro de agua, 10 gramos de jabón y 2 cucharadas de aceite. Mantener el ajo en el aceite por 24 horas. Disolver el jabón en agua y mezclarlo con la solución anterior (aceite y ajo), luego colarlos. Esta solución se diluye en 10 litros de agua. Se aplica con atomizador y es efectiva como insecticida, repelente, bactericida y nematicida (mata gusanos)

Para combatir orugas:
Mezclar dos cabezas de ajo molido y dos cucharadas de chile en polvo en 4 litros de agua caliente. Dejar que se entibie y aplicarlo con atomizador.

Para combatir pulgones y hongos:
Hervir una cucharadita de la hierba llamada cola de caballo en 2 litros de agua, dejar que se enfríe y aplicar con atomizador.

Para ahuyentar caracoles y tlaconetes:
Colocar entre las plantas cáscaras de plátano maduro, que actúan como repelentes.

Para combatir hormigas:
Rellena grietas; usa telas o cemento para cerrar todas las rendijas alrededor de la tubería y las líneas eléctricas por donde entran a la casa.
Espolvorea chile piquín en polvo por el camino que siguen.
Encuentra la entrada de dos hormigueros, toma tierra de cada uno y rocía en la entrada del otro.
Pon a secar un chícharo, muélelo y agrégalo al hormiguero y sobre los caminos de las hormigas.

Para combatir cucarachas:
Mezcla perfectamente una cucharada de cebolla picada, una cucharada de manteca, una cucharada de harina de trigo y 100 gramos de ácido bórico. Coloca la mezcla donde las has visto. No la dejes al alcance de los niños.

 

Consejos Generales

  • Usa los productos químicos de la casa solamente como se indican las instrucciones en la etiqueta.
  • Si usas un producto tóxico, úsalo todo para reducir las sobras que se quedan en el contenedor.
  • Si se puede en tu comunidad, recicla los contenedores vacíos.
  • Los contenedores vacíos de limpiadores de hornos y excusados, desinfectantes, blanqueadores para la ropa, bolas de naftalina y los de limpiadores a partir de amoníaco deben enjuagarse con agua antes de tirarse.

Almacenamiento:

  • Mantén los productos en sus contenedores originales, con las etiquetas originales
  • Guarda los productos en un lugar fresco y seco
  • Revisa los contenedores periódicamente y si encuentras uno goteando, pon el contenedor que gotea dentro de otro contenedor y pon una etiqueta que diga, por ejemplo, “contenedor de pesticida que gotea”
  • Lee las etiquetas para asegurarte que las sustancias químicas incompatibles se mantengan en lugares separados.
  • Cierra bien las tapas.

Limpiadores caseros:

Al igual que los productos comerciales, estas soluciones deben guardarse en botellas debidamente etiquetadas, cerradas y fuera del alcance de los niños

Limpiador multiusos:

En un recipiente de 4L mezcla:
½ taza de vinagre (120 ml)
¼ taza de bicarbonato de sodio (60 ml)
Llena el recipiente con agua caliente y etiqueta el recipiente. Este limpiador puede usarse en la mayoría de los trabajos de limpieza del hogar.
Para aumentar la capacidad limpiadora, duplique la cantidad de todos los ingredientes, excepto del agua. No mezcle con otros compuestos, especialmente blanqueador con cloro.

Limpiador de vidrios

Mezclar ¼ de taza (60 ml) de vinagre con 1 taza (250 ml) de agua
Etiquetar y usar en una botella.

Polvo de fregado

Usar bicarbonato de sodio y un paño húmedo. Para manchas difíciles hacer una pasta de bicarbonato de sodio y agua y dejarla reposar por algunos minutos.

Limpiador del inodoro

Puede usarse bicarbonato de sodio. Para trabajos difíciles puede usarse una pasta de bórax con jugo de limón. Tallar con la pasta y dejarla actuar por dos horas, frotar con un cepillo y enjuagar. Usar el bórax solamente ocasionalmente.

Limpiador de tina y azulejo

Usar bicarbonato de sodio y un paño húmedo para una limpieza rutinaria. Para quitar una capa de jabón, se puede usar una pasta de vinagre blanco y sosa.

Limpiador de horno

Tratar de limpiar los derrames tan pronto como ocurran, mientras estén calientes, esparciendo sal en el lugar del derrame y limpiándolo cuando esté frío con una esponja.

Mezcla 2 cucharadas de jabón líquido, 2 cucharaditas de bórax y un cuarto de galón de agua tibia. Déjalo en el horno por 20 minutos, luego talla con una fibra metálica fina. Si la mezcla hecha en casa no funciona, usa un limpiador en polvo sin cloro.

Limpiador de superficies

Mezclar vinagre con sal y agua.

Limpiador de moho

Tallar con bicarbonato de sodio o bórax o con una pasta de sal y jugo de limón o vinagre blanco.

Limpiador de cortina de baño

Lávala en la máquina con ½ taza de detergente y ½ taza de bicarbonato de sodio. Agrega una taza de vinagre blanco cuando se vaya a enjuagar.

Limpiador de líquidos derramados en la tapicería, alfombras y tapetes:

Limpiar inmediatamente con agua mineral

Limpiador de tapicería, tapetes y alfombras:

Mezclar un cuarto de galón de agua, una cucharadita de jabón líquido suave, una cucharadita de bórax o fosfato trisódico y un poco de jugo de limón o vinagre. Aplicar con una esponja o un trapo húmedo y tallar suavemente. Limpiar con un trapo limpio y dejar que se seque.

Limpiador de muebles

Para madera sin pulir ni barnizar: Usa aceite de parafina
Para madera pulida y barnizada: Limpiar con jabón de aceite vegetal no muy fuerte. Combina 1 parte de jugo de limón con 2 partes de aceite vegetal o de oliva y sácale brillo con un trapo limpio y suave

Desodorantes ambientales

  • Deja cajas de bicarbonato de sodio abiertas en el refrigerador, el clóset y el baño.
  • Remoja un pedazo de algodón en vainilla pura; ponlo en un plato en el refrigerador o en el carro.
  • Pon vinagre blanco en platos destapados para eliminar olores.
  • Pon popurrí en platos destapados.
  • Hierve a fuego lento canela y clavo.
  • Mezcla rajitas de canela, 2 o 3 clavos de olor y pétalos de rosas y déjalos en un recipiente abierto en las habitaciones.
  • Escoge sobres y papel para escribir de contenido reciclado.
  • Compra plumas y lápices que usen repuestos
  • Utiliza las hojas de papel por ambas caras.
  • Imprime y fotocopia en los dos lados de la hoja
  • Escoge papel reciclado y/o de fibra natural
  • Quita tu dirección de la lista de vendedores por correo directo.
  • Cuando vayas a comer o vayas a pasar largo tiempo sin usar tu computadora, asegúrate de apagarla.
  • Apaga las luces de tu oficina o cubículo cuando no sea necesario utilizarlas.
  • Opta por filtros de café que se puedan volver a usar.
  • Todos los automóviles dañan el ambiente, sin embargo los efectos contaminantes de manejar un auto pueden minimizarse.
  • Compra una bicicleta o usa tu auto lo menos posible.
  • Escoge tu auto cuidadosamente:
  • Cuando compres un auto asegúrate de que tiene un equipo de control de contaminación y alta eficiencia energética.
  • Cuida tus técnicas de manejo:
  • La aceleración y el frenado repentino aumentan la salida de contaminantes. Mantén velocidades adecuadas para ahorrar combustible.
  • Mantén tu auto en buenas condiciones:
  • Cambia los filtros cuando sea necesario y afina el motor para reducir la contaminación y maximizar la eficiencia del combustible.
  • Apaga el motor del carro cuando esperes en las líneas de servicio de ventanilla.
  • No tires el aceite usado en las alcantarillas.
  • Mantener la presión adecuada de las llantas es la mejor forma de reducir las emisiones contaminantes al aire.

Si haces reparaciones de tu auto, ten cuidado al manejar ciertos productos:

Anticongelante:
Limpia los derrames de anticongelante apropiadamente. Su sabor dulce resulta muy atractivo para perros y gatos, e incluso niños, y basta muy poco para intoxicarlos. No tires el anticongelante en la tierra o en los drenajes.

 

Baterías:
El ácido de las baterías es corrosivo y el plomo que tienen es altamente tóxico. Vende tu batería usada o llévala a una tienda de baterías, donde puede ser reconstruida o reciclada apropiadamente.

 

Tomado de: http://amigos.mty.itesm.mx/6_4.htm

 

Francisco Garcés

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres