Blogia
Comunicación y Opinión

Presión Popular

Escribo estas líneas a propósito de lo sucedido en Italia hace algunos días. Resulta que una empresa que  vende un producto de consumo masivo (fideos si la memoria no me falla, ojalá que no)  decidió aumentar su precio, algo con lo que la población no estuvo de acuerdo, por lo que decidieron no comprar este producto, por un día,  para obligarla a bajar el precio, cabe recalcar que esta situación ha sucedido en varias partes del mundo y en muchos otros casos parecidos.

 

En España cuando el señor Aznar, presidente del Gobierno español, mintió a su pueblo acerca de los ataques terroristas en la estación del metro, los ciudadanos españoles en las elecciones presidenciales lo castigaron y votaron por el Presidente actual, José Luis Rodríguez Z.;  y así puedo enumerar el caso de Hungría, cuando su gobernante mintió; o de Chile, cuando su presidenta no cumplió con la reforma educativa, y así un largo etc.

 

Con estos ejemplos quiero recalcar lo importante de la presión popular par exigir a las autoridades - por buenas o malas que sean- que cumplan con sus obligaciones, que todo acto sea público (sean contratos con petroleras, contratos de telecomunicaciones,  reuniones del Congreso, entre otros). Estamos a pocos días de escoger representantes para una nueva Asamblea Constituyente, pero esta de poco servirá si nosotros, el pueblo, la mayoría, no hacemos respetar los deberes y derechos que en ella se plasmen, sin presión popular nos puede volver a ocurrir lo de siempre, que ya lo sabemos de memoria, hace 30 años que lo vivimos y nuestros hijos ya lo están viviendo.

 

Francisco Garcés.

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres